Cistitis

Compártelo!
Histopatología de una cistitis glandular en una biopsia citoscópica.

Histopatología de una cistitis glandular en una biopsia citoscópica.

Cistitis es el término médico que se refiere a la inflamación de la vejiga. La mayoría de las veces, la inflamación está causada por una infección bacteriana, y se llama infección del tracto urinario (ITU). Una infección de la vejiga puede ser dolorosa y molesta, y puede convertirse en un problema de salud grave si se propaga a los riñones.

Con menor frecuencia, la cistitis puede producirse como reacción a ciertos medicamentos, a la radioterapia o a irritantes potenciales, tales como los aerosoles de higiene femenina, las jaleas espermicidas o el uso prolongado de un catéter. La cistitis también puede ocurrir como una complicación de otra enfermedad subyacente.

El tratamiento habitual para la cistitis bacteriana son los antibióticos. El tratamiento para otros tipos de cistitis dependerá de la causa subyacente.

Síntomas

Los síntomas de la cistitis incluyen una necesidad fuerte de orinar, sensación de ardor al orinar, sangre en la orina, malestar en el area pélvica, etc. Leer más acerca de los síntomas de la cistitis.

Causas

Su sistema urinario incluye los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. Todos juegan un papel en la eliminación de los desechos de su cuerpo. Leer más acerca de las causas de la cistitis.

Factores de riesgo

Algunas personas son más propensas que los demás a desarrollar infecciones de la vejiga o infecciones recurrentes del tracto urinario. Leer más acerca de los factores de riesgo de la cistitis.

Complicaciones

Cuando se tratan a tiempo y adecuadamente, las infecciones de la vejiga rara vez conducen a complicaciones graves. Pero si no se trata, puede convertirse en algo más serio. Leer más acerca de las complicaciones de la cistitis.

Diagnóstico

Si usted tiene síntomas de cistitis, hable con su médico tan pronto como sea posible. Leer más acerca del diagnóstico de la cistitis.

Tratamiento

La cistitis causada por una infección bacteriana se suele tratar con antibióticos. El tratamiento para la cistitis no infecciosa depende de la causa subyacente. Leer más acerca del tratamiento de la cistitis.

Prevención

El jugo de arándano o comprimidos que contienen proantocianidinas pueden ayudar a reducir el riesgo de infecciones de vejiga en algunas mujeres. Leer más acerca de la prevención de la cistitis.

¿Qué tipos de cistitis existen?

Como la palabra cistitis se refiere a una infección de la vejiga o de la uretra en general, es lógico que haya muchos tipos de cistitis. Los tipos más comunes son:

  • Cistitis intersticial.
  • Cistitis quística.
  • Cistitis hemorrágica.
  • Cistitis aguda.
  • Cistitis recurrente.
  • Cistitis glandular.
  • Cistitis de luna de miel.
Compártelo!

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí