¿Qué puede causar la cistitis?


El sistema urinario esta formado por los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. Todos estos órganos participan en la eliminación de los desechos del cuerpo. Los riñones, un par de órganos en forma de judía ubicados en la parte posterior del abdomen superior, filtran los desechos de la sangre y regulan las concentraciones de muchas sustancias. Unos tubos llamados uréteres llevan la orina desde los riñones hasta la vejiga, donde se almacena hasta que sale del cuerpo a través de la uretra.

Cistitis bacteriana

Las infecciones urinarias suelen ocurrir cuando las bacterias fuera del cuerpo entran en el tracto urinario a través de la uretra y comienzan a multiplicarse. La mayoría de los casos de cistitis son causados por un tipo de bacteria llamada Escherichia coli (E. coli).Bacteria E. Coli

Las infecciones bacterianas de vejiga pueden ocurrir en las mujeres como resultado de las relaciones sexuales. Pero incluso las mujeres sexualmente inactivas son susceptibles a las infecciones del tracto urinario debido a que la zona genital femenina a menudo alberga una bacteria que puede causar cistitis.

Principales tipos de infecciones

Los dos principales tipos de infecciones de la vejiga bacteriana son:

  • Infecciones de la vejiga adquiridas en la comunidad: Estas infecciones ocurren cuando las personas que no están en un centro de atención médica desarrollan una infección de la vejiga. Las infecciones de la vejiga son más comunes en mujeres que en hombres.
  • Infecciones de la vejiga adquiridas en el hospital: Estas infecciones, también llamadas nosocomiales, ocurren en personas que están en un centro de atención médica, como en un hospital o en un asilo. La mayoría de los casos ocurren en personas que han tenido un catéter urinario colocado a través de la uretra hasta la vejiga para recoger la orina, una práctica común antes de algunos procedimientos quirúrgicos, para algunas pruebas de diagnóstico, o como un medio de drenaje urinario de las personas mayores o personas confinadas en la cama.

Cistitis no infecciosa

Aunque las infecciones bacterianas son la causa más común de la cistitis, hay un número de factores no infecciosos que pueden hacer que la vejiga se inflame. Algunos ejemplos:

  • Cistitis intersticial: La causa de esta inflamación crónica de la vejiga, también llamada síndrome de la vejiga dolorosa, no está clara. La mayoría de los casos se diagnostican en mujeres. La condición puede ser difícil de diagnosticar y de tratar.
  • Cistitis inducida por medicamentos: Ciertos medicamentos, especialmente los medicamentos de quimioterapia ciclofosfamida e ifosfamida, pueden causar inflamación de la vejiga cuando los restos de estos medicamentos no pueden salir del cuerpo.
  • Cistitis de radiación: La radioterapia de la zona pélvica puede causar cambios inflamatorios en el tejido de la vejiga.
  • Cistitis de cuerpo extraño: El uso prolongado de un catéter puede aumentar las probabilidades de sufrir infecciones bacterianas y daños en los tejidos, los cuales pueden causar inflamación.
  • Cistitis química: Algunas personas pueden ser hipersensibles a los productos químicos contenidos en ciertos productos, tales como los baños de burbujas, los aerosoles de higiene femenina o las jaleas espermicidas, y pueden desarrollar una reacción de tipo alérgico en la vejiga, causando inflamación.
  • Cistitis asociada con otras condiciones: Las cistitis, en ocasiones puede ser causa de una complicación de otros trastornos, tales como los cánceres ginecológicos, los trastornos inflamatorios pélvicos, la endometriosis, la enfermedad de Crohn, el lupus diverticulitis, o la tuberculosis.
Síntomas Factores de riesgo

Síntomas

Los síntomas de la cistitis a menudo incluyen una necesidad fuerte y persistente de orinar y, una sensación de ardor al orinar. Sangre en la orina (hematuria).

Leer más

Causas

Las infecciones urinarias suelen ocurrir cuando las bacterias fuera del cuerpo entran en el tracto urinario a través de la uretra y comienzan a multiplicarse.

Leer más

Factores de riesgo

Algunas personas son más propensas que las demás a desarrollar infecciones de la vejiga o infecciones recurrentes del tracto urinario. Las mujeres lo son.

Leer más

Complicaciones

Cuando se trata a tiempo y adecuadamente, las infecciones de la vejiga rara vez producen complicaciones. Pero si no se trata, puede convertirse en algo serio.

Leer más

Diagnóstico

Además de hablar sobre los signos y los síntomas y del historial médico, el médico puede ordenar algunos exámenes para determinar el diagnóstico.

Leer más

Tratamiento

La cistitis causada por una infección bacteriana se trata generalmente con antibióticos. El tratamiento para la cistitis no infecciosa depende de la causa.

Leer más

Prevención

El jugo de arándanos o los comprimidos que contienen proantocianidinas pueden ayudar a reducir el riesgo de infecciones recurrentes de la vejiga en mujeres.

Leer más

Enlaces patrocinados:


Sitios relacionados

Generic placeholder image

La disentería es un término general utilizado para un grupo de trastornos gastrointestinales caracterizados por una inflamación de los intestinos, especialmente del colon. Leer más


Generic placeholder image

Un colesteatoma es un quiste en el oído medio que puede tener complicaciones muy graves como pérdida de audición, meningitis o un absceso cerebral. Leer más

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. OK | Ver detalles